Solidarios    

 

Nuestra actividad no sólo no tiene que ser perjudicial para los habitantes de las zonas por las que pasamos; tiene que ser positiva, queremos dejar una huella allí donde vamos.

 

Por ello, en esta primera edición del Desafío 1.000 Pistas hemos programado una entrega de material en Fezzou, lugar donde pasaremos la noche de campamento. La entrega se hará en la Asociación de esta localidad, con la que ya hemos colaborado en otras ocasiones y en otros eventos.

 

El material se transportará en los propios coches de los participantes, y nuestra idea inicial es conseguir llevar 1.000 kilos de material. Si es un poco más no pasa nada. Y si es un poco menos tampoco. Lo principal es seguir divulgando el concepto del turismo solidario bajo el lema: “Usamos su espacio, dejemos algo a cambio”. Próximamente os contaremos el tipo de material que necesitamos para esta ocasión.